Ecosistemas
Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Blog

Titulo Blog

Hablemos de plaguicidas

27 · Mar · 2019 | Plaguicidas

¿Qué es un plaguicida?

El artículo 2° del Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas (FAO, 1990) define los plaguicidas como «cualquier sustancia o mezcla de sustancias destinadas a prevenir, destruir o controlar cualquier plaga, incluyendo los vectores de enfermedades humanas o de los animales, las especies no deseadas de plantas o animales que causan perjuicio o que interfieren de cualquier otra forma en la producción, elaboración, almacenamiento, transporte o comercialización de alimentos, productos agrícolas, madera y productos de madera o alimentos para animales, o que pueden administrarse a los animales para combatir insectos, arácnidos u otras plagas en o sobre sus cuerpos. El término incluye las sustancias destinadas a utilizarse como reguladoras del crecimiento de las plantas, defoliantes, desecantes, agentes para reducir la densidad de fruta o agentes para evitar la caída prematura de la fruta, y las sustancias aplicadas a los cultivos antes o después de la cosecha para proteger el producto contra la deterioración durante el almacenamiento y transporte».

Los plaguicidas o agroquímicos son sustancias químicas o mezclas de sustancias, destinadas a matar, repeler, atraer, regular o interrumpir el crecimiento de seres vivos considerados plagas.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término pesticida es un adjetivo (usado también como sustantivo) cuyo significado es "que se destina a combatir plagas". Por tanto, en español, el término "pesticida" se refiere a una modalidad de "plaguicida". El término plaguicida está más ampliamente difundido que el nombre genérico exacto: biocida (literalmente: matador de la vida). El término plaguicida sugiere que las plagas pueden ser distinguidas de los organismos no nocivos, que los plaguicidas no lo matarán, y que las plagas son totalmente indeseables.

Los plaguicidas tienen el potencial de dañar el medio ambiente y ser peligrosos si no se aplican de forma correcta, es por eso que nosotros recomendamos primero leer las especificaciones de la etiqueta y usar las herramientas adecuadas antes de aplicar un producto.

Se deben usar productos debidamente etiquetados y con registro ante la COFEPRIS.

Clasificación de los plaguicidas 

Los plaguicidas pueden clasificarse atendiendo a diversos aspectos:

Según el destino de su aplicación pueden considerarse:

• Plaguicidas de uso fitosanitario

• Plaguicidas de uso ganadero

• Plaguicidas de uso en la industria alimentaria

• Plaguicidas de uso ambiental

• Plaguicidas de uso en higiene personal

• Plaguicidas de uso doméstico

Según la plaga que ataca:

• Insecticida - Insectos

• Fungicida - Hongos

• Molusquicida - Moluscos

• Ovicida - Huevecillos

• Herbicida - Malezas

• Acaricida - Ácaros

• Rodenticida – Roedores

• Nematicida - Nemátodos

Según su formulación:

• Gases

• Fumigantes

• Aerosoles.

• Polvos

• Polvos humectables o solubles

• Granulados

• Pastas

• Sólidos

• Líquidos

• Cebos y tabletas.

• Concentrado emulsionable

Según su constitución química, los plaguicidas pueden clasificarse en varios grupos, los más importantes son:

• Amidinohidrazona

• Benzilureas

• Carbamatos.

• Cumarinas

• Fenilpirazonles

• Hidroxibenzotiopirona

• Hidroxicumarina

• Indandiona

• Inorgánicos

• Microorganismos

• Neonicotinoides

• Organofosforados

• Piretrinas

• Piretroides

La clasificación toxicológica de los plaguicidas en las categorías de baja peligrosidad, nocivos, tóxicos o muy tóxicos se realiza atendiendo básicamente a su toxicidad aguda, expresada en DL50 (dosis letal al 50%) por vía oral o dérmica para la rata, o en CL 50 (concentración letal al 50%) por vía respiratoria para la rata, de acuerdo con una serie de criterios que se especifican en las normas y leyes competentes, atendiendo principalmente a las vías de acción más importantes de cada compuesto.

Síntomas por envenenamiento de plaguicidas

Existen dos tipos de envenenamiento: Agudo y crónico.

Agudo: Ocurre tras una sola exposición

Crónico: Se da como resultado de pequeñas dosis no letales en repetidas ocasiones en un período largo de tiempo.

Síntomas ligeras: Dolor de cabeza, fatiga, debilidad, mareo, inquietud, nerviosismo, sudor, náuseas, diarrea, pérdida del apetito, pérdida de peso, sed, irritabilidad, dolor en las articulaciones e irritación en piel, ojos, nariz y garganta.

Síntomas moderado: Náuseas, diarrea, exceso de salivación, cólicos abdominales, sudor excesivo, temblores, falta de coordinación muscular, contracciones musculares, debilidad extrema, confusión mental, visión borrosa, dificultad para respirar, tos, pulso acelerado, piel sonrojada o amarillenta, llanto.

En caso de sentir algunos síntomas después de estar expuesto algún plaguicida acuda inmediatamente al médico.

*Información tomada de:

EcuRed. (6 de Enero de 2014). Plaguicidas . Recuperado el 27 de Marzo de 2019, de Plaguicidas : https://www.ecured.cu/Plaguicidas

FAO. (0 de 0 de 1990). Capítulo 1: Introducción. Recuperado el 27 de Marzo de 2019, de Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura: http://www.fao.org/3/W1604S/w1604s04.htm

National pest management association inc. (1996). Manual del técnico de servicio. Virginia: NPMA.


Productos recomendados

Últimos artículos

Recomendaciones para controlar la mosca doméstica.

30/11/2018
Consejos

Empresa dedicada a la venta de soluciones integrales para el control de plagas, con más de 27 años de experiencia con presencia en todo el sureste de la República Mexicana.

Newsletter
Oficina Matriz
T. (999) 920-24-07
C. info@ecosistemas.ws
D. Calle 46 #353 x 23 y 25 Ampliación Revolución Cordemex. C.P. 97110, Mérida, Yucatán Tel. (999) 920-24-07
Ecosistemas, Derechos reservados © 2017
Aviso de Privacidad
Políticas de compra